Cultivo de algas: ¿una solución a diversos problemas medioambientales?


Las algas se cultivan principalmente en Asia, Norteamérica y Europa. Son función del tipo de alga. La producción puede cosecharse entre 10 y 12 semanas después de la siembra.

El cultivo de algas a gran escala suele realizarse en estanques abiertos poco profundos. Las ruedas de paletas aseguran la mezcla y circulación del cultivo o, si se cultiva en el mar, se deja que la corriente marina haga su trabajo. Construiré una cuenca de este tipo con un rendimiento de 1 hectárea a un coste de alrededor de 70.000 euros Los rendimientos de este método de cultivo son bastante bajos comparados con los obtenidos mediante fotobiorreactores

IGV Biotecnología

Los países productores de algas utilizan principalmente sistemas abiertos y se encuentran sobre todo en Asia. En 2016, China produjo casi la mitad de la producción mundial, seguida de Indonesia.

El cultivo de algas como alternativa a la agricultura intensiva

En efecto, les algues proporciona un excelente apoyo nutricional, aunque varía según el tipo de alga. Además, las algas pardas tienen un contenido proteínico del 8% al 15% de su peso en seco y las verdes del 10% al 26%. Las algas rojas, por su parte, pueden contener hasta un 47% de su peso en seco. Cuando el 14% de las emisiones de gases de efecto invernadero proceden de la agricultura y la ganadería intensivas, no podemos permitirnos ignorar un cultivo que captura CO2 a lo largo de todo su ciclo.

Hoy en día, el 70% de la agricultura mundial se destina a alimentar a los animales del campo. Como acabamos de ver, las algas rojas podrían sustituir perfectamente al cultivo de plantas terrestres, que a veces se utilizan para hacer crecer bosques desmesurados. Además, algunos no son simplemente respaldados por proteínas.

Las algas no están destinadas necesariamente a los animales. Sobre el se pueden comer algas secas como espolvoreadas, sopas o ensaladas. Para todos aquellos que comen carne en todas las comidas por miedo a las carencias, las algas son una opción interesante.

El cultivo de algas es especialmente eficiente en cuanto a recursos y puede cultivarse en cualquier lugar, incluso en el centro de las ciudades. Se trata de una oportunidad extraordinaria para mejorar la autonomía alimentaria de nuestras ciudades. Las algas rojas podrían sustituir perfectamente al cultivo de plantas terrestres, que a veces son el resultado de una forestación desmesurada.

Desde 2017, Novotel Bangkok se ha asociado con Entreprise Energaïa para cultivar espirulina. Remover el ajo, las algas, el parmesano y los piñones hasta obtener una mezcla homogénea y, a continuación, añadir lentamente el aceite de oliva sin dejar de remover.

Un campo de colza hasta donde alcanza la vista para producir biocarburante

Una de las formas de prescindir del petróleo, sobre todo en nuestros coches, es utilizar biocombustibles. La investigación sobre las dos primeras generaciones de biocarburantes ha mostrado sus límites. De hecho, los biocarburantes de primera generación proceden de la agricultura convencional. Querer utilizar masivamente esta energía es competir con nuestra agricultura alimentaria actual.

Los biocarburantes de segunda generación proceden de plantas no alimentarias. A continuación vienen las microalgas. Ofrecen nuevas esperanzas y son el inicio de una tercera generación de biocombustibles. En la actualidad, el principal escollo de este recurso energético sigue siendo el coste de extracción del aceite de las microalgas.

¿ apuesta por las algas?

Este experimento ha demostrado que los estanques de microalgas situados al pie de fábricas que emiten muchos gases de efecto invernadero permiten capturar el 60% del CO2 inyectado y producir 1 kilogramo de biocarburante bruto por ciclo de 8 horas para 25 kilogramos de pasta de algas. Con sólo dos metros de altura, este fotobiorreactor tiene una capacidad de absorción equivalente a 40 árboles o a las emisiones de 150 coches. Suez y Fermentalg ya han instalado cinco fotobiorreactores.

Algopack

Con sede en Saint-Malo, esta empresa fundada en 2010 cultiva y transforma algas pardas en gránulos para la industria del plástico.

Las algas como alternativa al plástico

Todo el mundo está de acuerdo en que el plástico es una fuente de contaminación, pero se encuentra en todas partes, incluso en los océanos. En los últimos años se han desarrollado nuevos plásticos biodegradables basados en plantas. De nuevo, las algas tienen propiedades que les permiten producir plástico biodegradable en cuestión de semanas, en lugar de los 400 años que se aceptan para el plástico actual. Este proceso requiere el cultivo de algas pardas. Las primeras pruebas han demostrado que sí es posible utilizar estas algas para producir plástico.

Ultimas Entradas Publicadas

Cómo optimizar el transporte agrícola de gran maquinaria

Imagina recibir una llamada de última hora antes de llegar a casa. Online es un agricultor feliz que ha hecho ...
Leer Más

Agricultura sostenible: una guía para una gestión eficiente

La cría de animales se desarrolló rápidamente. A medida que la población sigue creciendo, también lo hace la demanda de ...
Leer Más

Plantación de bosques locales: el nuevo enfoque ecológico del método Miyawaki

Por ejemplo, no hace falta ser un experto para ver la enorme diferencia entre la selva amazónica y el Bois ...
Leer Más

Gatos: un problema tanto para la biodiversidad como para el calentamiento global

Las cifras de esta industria son, en definitiva, relativamente vagas y no permiten saber con exactitud qué parte de las ...
Leer Más

Cultivo de algas: ¿una solución a diversos problemas medioambientales?

Las algas se cultivan principalmente en Asia, Norteamérica y Europa. Son función del tipo de alga. La producción puede cosecharse ...
Leer Más

La fitorremediación como aliada en la descontaminación

no hace falta ser un experto para ver la enorme diferencia entre la selva amazónica y el Bois de Boulogne ...
Leer Más

La hiedra, un arma para la biodiversidad

Floreciendo en umbelas, como la zanahoria silvestre, la hiedra trepadora es miembro de la familia de las Araliaceae, adherida según ...
Leer Más

Por una cohabitación racional entre pastoreo y fauna salvaje

Lobos y pastoreo: una interacción compleja Los números ilustran claramente este punto. Sin embargo, a medida que el tema ganó ...
Leer Más

Bosques vivos gracias a la resistencia ciudadana

Por otro lado, se afirma claramente que "la tala rasa no es un problema de gestión forestal sostenible". La tala ...
Leer Más

Del huerto del perezoso a la Econología

Le Potager du paresseux fue concebido por Didier Helmstetter, hijo de un pequeño agricultor e ingeniero agrónomo, tras sufrir un ...
Leer Más

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *